lunes, 7 de noviembre de 2016

Un irresistible Ricky Martin robó los corazones paceños

Ni bien las luces del escenario se apagaron, el cantante puertorriqueño Ricky Martin apareció vestido con un terno elegante y se puso a cantar Mr. Put It Down, This is Good y Drop it on Me, temas elegidos para la apertura de los conciertos de su gira One World Tour. De inmediato, miles de fanáticos paceños empezaron a gritar y aplaudir.

"¿Cómo estás La Paz?”, pregunta Ricky Martin y las miles de personas aglomeradas en el estadio Siles responden con gritos y frases como "Te amamos”, "Ricky, Ricky, Ricky”. De esa manera el cantante comenzó a regalar una noche loca a los paceños.

La inolvidable velada comenzó a las 20:45. Dos horas antes, miles de fanáticos comenzaban a ingresar al estadio Hernando Siles, donde se instaló un escenario montado con más de 80 toneladas de equipos, entre parlantes, sonidos y micrófonos.

Con una figura esbelta y una sonrisa reluciente, Ricky Martin empezó a cantar y a deslizarse en el escenario, donde se observaron un juego de pantallas led en las que se proyectan figuras de colores, imágenes de la banda y fotos de los niños de la fundación del artista acompañadas de frases como "En cada niño nace una esperanza” y "La esclavitud no tiene espacio en este mundo: 27 millones de personas son víctimas y millones son niños y jóvenes”.

Con destreza, sus bailarines siguieron los pasos del boricua, que, además cambió de vestuario en cada canción. Por ejemplo, se puso una camiseta pegada al cuerpo para interpretar Shake Your Bon-Bon y Adrenalina.

Uno de los momentos más destacados fue cuando el boricua comienza a interpretar su éxito Livin' la vida loca. Vestido con un traje negro, al igual que el video original del tema, el puertorriqueño cantó, bailó y dio vueltas, mientras el público coreaba con fuerza el estribillo del tema. Algunos fans se pusieron a bailar y otros prefirieron filmar la escena para perpetuar el momento.

El público paceño también fue testigo de la faceta romántica del cantante, quien interpretó éxitos como Vuelve, Tu Recuerdo y Adiós, entre otros. En ese instante, las miles de almas empezaron a suspirar y corear los temas.

"Me contaron muchas cosas de La Paz. Estoy seguro que La Paz me regalará una noche inolvidable”, dijo Ricky Martin y con ese preámbulo dio vida a otro de sus grandes éxitos: Tal vez.

La noche se volvió a encender cuando el boricua regaló recuerdos como María, La bomba, Por Arriba, por Abajo, Pégate, La copa de la vida y otros. En uno de los temas, mientras bailaba y cantante, el ex Menudo dijo: "Quiero que desde La Paz mandemos una energía positiva para desear paz a los países que viven conflicto”.

Finalmente, a las 10:45, luego de más de una hora y media, Ricky Martin se despidió con su éxito La Mordidita. "Muchas gracias La Paz”, gritó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada