domingo, 9 de octubre de 2016

Reggae y ska en Bolivia

Jamaica, tras su independencia el 6 de agosto de 1962, se refugió en la cultura para fortalecer el sentimiento de identidad nacional, lo que desembocó en una revolución musical que generó uno de los ritmos más influyentes de este rincón del planeta, el reggae, donde el máximo exponente es Robert Nesta Marley (Bob Marley).

Si bien pasó mucho tiempo desde aquellos acontecimientos, el género desobedeció a la mortalidad y llegó para quedarse, llevando este ritmo de Hispanoamérica para el mundo.

Un gran ejemplo de que estos siguen vigentes como una fiebre (reggae Fever) que se expande por el globo, se presenta en nuestro territorio, donde ya se había experimentado décadas atrás este ritmo. Producto de estas surgieron proyectos como Loukass, que hacía su aparición en 1990 o bandas que con anterioridad ya exploraban este compás, como Maroyu, que ya contaba con la canción “Se Fue” en su Long Play de 1989; una re-versión de “Mangos”, tema de Los Pericos, pieza del disco King Kong (1988); o más atrás aún, Generación 2000, que haría una versión de “Morena Tropicana”, de Alceu Valença (1982), distribuido por Discos Heriba en 1984.

SKA

En el caso del ska, semilla germinadora del rocksteady y reggae, se vería reducido como subgénero de las bandas reggae. Este género sería explorado más por bandas punks, tal es el caso de las bandas 3.18, Ofensiva Sónica, Los tuberculosos, Skalavera, Skazes, Pogo, entre otras, que reflejarían en más de un tema los vínculos del punk con el culto jamaiquino.

Es con toda esta experiencia que llegamos a este punto, donde el movimiento del culto jamaiquino se empieza a consolidar en nuestro territorio, contando con una decena de bandas que van batiendo los oídos de toda la población.

BANDAS NACIONALES

Suyana nació con el nombre de Macabra en abril de 2011, bajo la dirección de Rodrigo Cabrera, más conocido como Kabra, de donde viene dicho nombre, posteriormente con el aporte de cada uno de los integrantes, la banda toma una nueva identidad y es así que a partir de febrero de 2014 se relanzó bajo el nombre de Suyana.

En noviembre de 2014, lanzó su primer disco, de nombre homónimo “Suyana”, con 12 temas compuestos, arreglados y producidos por la banda.

El vocalista de Suyana, Carlos ‘Kabra’ Cabrera, relató que el reggae en Bolivia va en crecimiento, gracias al movimiento que provocan las agrupaciones nacionales, que crean canciones de su propia autoría, lo que conlleva a que este género se haga muy popular.

En el caso de Makurka, cuyo origen de la agrupación se remonta hace siete años, como iniciativa de un grupo de amigos, el 19 de marzo de 2008, siendo una banda de reggae y ska, inicialmente, empiezan a tocar covers de bandas como: La Bersuit, Manu Chao, Los Pericos, Gondwana, Los Cafres, entre otros.

Con el tiempo ellos empezaron a combinar ritmos variados como el funk, rock, punk, cumbia colombiana y folklore boliviano, pero siempre respetando el Ska y el Reggae, como ritmos principales del grupo.

Andrés Aramayo, vocalista del grupo, comentó que el reggae en Bolivia va por un buen camino y que gracias a la unión que hay entre las bandas se logra una mejor difusión.

Mientras “Tierra Alta”, una joven banda paceña de reggae, influenciada por el jazz, R&B y el Latín, propone un estilo diferente en la música alternativa, presenta una gama de colores musicales y composiciones propias.

La agrupación compuesta por nueve jóvenes músicos se caracteriza por su versatilidad y su show lleno de energía, y ha logrado en poco tiempo la aceptación del público.

El sonido se caracteriza por la fusión de estilos como el reggae, soul, latín, R&B, entre los más resaltantes, y toma los estilos que cada uno de los músicos.

Augusto ‘Kishi’ Calle, baterista del grupo dice que Tierra Alta habla sobre el género en Bolivia y que es un ritmo lleno de energía. Ha logrado en poco tiempo la aceptación del público pero sigue en crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada