jueves, 2 de marzo de 2017

Para Maná es injusto que Bolivia no tenga mar


Fernando Olvera, Alejandro González, Sergio Vallín y Juan Calleros regresan a Bolivia después de 19 años. Un avión privado aterrizó a las 14:30 en el aeropuerto de El Alto con el cuarteto mexicano, después de media hora los músicos salieron de la terminal aérea hacia el hotel Casa Grande, donde descansaron del viaje. A las 18:30, los autores de Rayando el sol aparecieron en un salón del recinto de cinco estrellas para atender a la prensa.


‘Fher’, el vocalista, fue el más elocuente del grupo. Cuando EL DEBER le preguntó sobre sus recuerdos de sus anteriores cuatro visitas respondió que rememoraba “unos mercaditos muy lindos donde vendían artesanías y ropas tradicionales”, también mencionó que su compañero Sergio, guitarrista, compró “un charango alucinante”.


Sobre los conciertos que ofrecerán esta noche en el estadio Hernando Siles, de la sede de Gobierno, y el sábado en el Tahuichi, de Santa Cruz, Sergio afirmó que pondrán “toda la carne al asador”. “Trajimos equipos impresionantes para que nos escuche desde el primero hasta el último”.

Temas calientes
Alex, el baterista, mencionó que sus recuerdos de Bolivia se remontan a 1993, cuando “masticamos y tomamos té de coca porque nos pegó la altura”. También rememoró su excursión por al lago Titicaca y expresó su deseo de que la próxima visita del grupo “no tarde mucho más”, porque nuestro país es muy querido por ellos.


Olvera también se refirió a la altura. “No me ha pegado, que la FIFA no moleste con eso”, dijo, refiriéndose a la posibilidad de que el ente regulador del fútbol profesional quite a nuestro país el disputar partidos internacionales a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.


El mismo artista expresó su tristeza sobre el enclaustramiento marítimo de Bolivia. “Lo conversábamos con Sergio en la comida. Se me hace triste que los países latinoamericanos no seamos más unidos. Que Chile y Perú recorran un poquito sus fronteras para que Bolivia tenga mar”, a lo que su compañero Vallín acotó: “Es injusto que Bolivia no tenga mar”.

Activismo
Un tema inevitable para ellos fue el muro que Donald Trump, presidente de EEUU, quiere levantar en la frontera con México. “Es un desquiciado”, dijo ‘Fher’, al referirse al mandatario estadounidense. “Hace muchos años nos reunimos con Hilary Clinton y después con Barak Obama para pedirles que hagan una reforma migratoria, porque los latinos son la gente que pone el pan en la mesa en los Estados Unidos”. Además, aclaró que “de todas maneras EEUU tiene derecho a levantar un muro en su territorio, porque es suyo, lo que no tiene derecho es la pretender que México pague por él”.


Con el mismo ímpetu, los músicos se refirieron a la fundación que manejan (Selva Negra) desde hace 20 años y con la que han trabajado, sobre todo, en proteger a las tortugas marinas de las costas del Pacífico en México. Ante la pregunta de una posible intervención de su institución en la escasez de agua en La Paz dijeron: “Con gusto escuchan propuestas” y recomendaron a sus seguidores “usar las redes sociales para protestar por las cosas que los Gobiernos permiten y que no deberían hacerlo”.


A la pregunta sobre el porqué reeditaron su éxito De los pies a la cabeza con el reguetonero Nicky Jam, Fernando sostuvo: “No es reguetón, sino reggae”. “No soy fanático del reguetón, pero con Nicky Jam trabajamos muy bien. La idea es no quedarse con las ganas de hacer cosas nuevas y sorprender. Para mí fue un acierto, para otros no”. Ahora solo queda contar las horas para corear sus éxitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada