jueves, 2 de marzo de 2017

Carnaval y el boom de la producción musical en Sucre



PARA COMPRAR

Los grupos entrevistados produjeron material especial para este Carnaval.

Los contactos para tener información de sus discos son los siguientes:

-Los Masis: 71178828.

-Grupo Inédito: 76119495

-Sobrevivencia: 73446405

-La Razza: 72892051

-Los Destacados: 72898449

Al menos el 80% de los más de 5.000 músicos de Chuquisaca, lanza un material especial para celebrar el Carnaval, siendo así la temporada de mayor producción local, tanto por la oferta como por la respuesta de la gente, sin embargo, lo hacen enfrentándose a la falta de apoyo a la producción artística y la incesante piratería.

De más de 5.000 músicos que son parte de la Asociación Boliviana de Artistas Intérpretes y Ejecutantes de Música filial Chuquisaca (ABAIEM), el 80% prepara materiales especiales para Carnaval, ya sean coplas, sicuris o huayños, comenta el coordinador Administrativo de la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (SOBODAYCOM) filial Chuquisaca, Vicente Vargas, integrante también de ABAIEM.

Es evidente que en esta temporada la música se apodera de las calles de Sucre para hacer vibrar cada fibra de aquellos que apasionados esperan este feriado, y por ello, no debe faltar una buena canción de moda, un sicuri pegajoso que motive a saltar o, desde hace algunos años, una copla pícara que sonroje en las parrilladas.

“En Chuquisaca se nota a claras que en Carnaval todos los grupos y compositores se ponen en movimiento”, asevera Vargas que también destaca la Navidad como otra temporada álta para la producción musical, aunque no al nivel de las carnestolendas, ya que varios grupos proponen trabajos de chuntunquis en formatos y estilos distintos, dirigidos a un público en particular.

“Como SOBODAYCOM vemos que es algo positivo porque hay un aporte frontal, pese a las circunstancias en las que vivimos los compositores, no hay respeto total a la Ley 1322, la piratería está campeando; entonces, pese a esas dificultades, los compositores y grupos se arriesgan con lo que saben hacer”, afirma Vargas.

El representante de esa instancia destaca que varios grupos musicales pusieron al aire composiciones dedicadas al Carnaval y que eso se debe a que esta fiesta es una tradición muy arraigada en Bolivia, por lo que los artistas buscan aportar al repertorio nacional a la vez de aprovechar este evento para popularizar sus obras y al margen recaudar fondos a través de la venta de su material discográfico.

“De acuerdo con la región de donde provienen, en Chuquisaca varios grupos dedicaron coplas, sicuris, y asimismo los músicos que dedican su trabajo al área rural, que lo hacen siempre con esa motivación de poder popularizar su trabajo y también tener réditos correspondientes en ventas y de acuerdo con la aceptación que tenga su trabajo”, dice.

Según el director del grupo La Razza, Carlos Montero y el del grupo Inédito, Wilber Aníbarro, esta temporada la demanda de música es más alta, especialmente respecto a las coplas, porque son composiciones que tocan temas coyunturales de manera jocosa y esa manera de contar los problemas o temas de la agenda regional de esos días, hace que sean buscadas.

“Se tocan temas jocosos con un tema coyuntural para desestresarse; la gente apoya el material original más que en otras fechas, porque normalmente no hay ese apoyo como hay en Carnaval, es más contundente, se nota que la gente quiere ver este material por el tema de que hay temas que les interesa porque entre broma y broma decimos las verdades”, comenta Montero, al precisar que las coplas son una tradición cochabambina que se ha adoptado también en Sucre, donde la música característica de esta época es de las estudiantinas y sicuris.

Aníbarro afirma también que las ventas aumentan por “el afán de las coplas y la noticia inmersa en ellas hace que la gente se interese para reírse un poco y burlarse de la política, pero también para fiestas”.

“Desde luego que las ventas son más para los piratas porque ellos venden en gran cantidad porque nos compran a nosotros los originales”, contrasta al igual que Montero, que dice que “los discos se venden muy bien”. “Creo que mejor les va a los piratas que a los propios músicos pero se vende bastante material porque la gente está acostumbrada a bailar en cada fiesta y en cada parrillada que tienen, a poner música”, añade.

Tanto La Razza como Inédito vendieron en las semanas previas a Carnaval, más copias de discos que en otras temporadas, todo gracias a sus composiciones especiales.

El representante de la estudiantina Los Destacados, Abel Hurtado, comenta por su parte que esta alza en producción local no se debe solamente al Carnaval, sino que es propia de distintas temporadas del año, y que en realidad, una de las razones para que los artistas produzcan más es el hecho de que en la entrada del Carnaval de Antaño pueden ofrecer sus discos.

“Gracias al Carnaval de Antaño que organiza Radio La Plata, a que se organiza el festival de estudiantinas, los grupos van preparando y grabando una o dos canciones para participar en el Carnaval de Antaño. Como estudiantina tenemos sólo el Carnaval de Antaño para vender el disco y la gente sí nos apoya”, comparte.

Los Destacados preparan un disco para Carnaval cada año, en esta ocasión su material salió con unos diez temas, pero Hurtado reconoce que es gracias a la ventaja de tener a disposición un estudio para grabar su material, algo con lo que no cuentan las demás estudiantinas ni grupos.

“En mi caso, cada año hacemos un disco entero, este año sacamos diez temas y tengo a disposición el estudio, es un poco más fácil en costos, disposición y otros, porque luego es caro y cuánto no quisieran las otras estudiantinas grabar un disco entero, pero por tiempo o lo económico sacan una o dos canciones”, complementa.

Para los músicos citados, la demanda durante el Carnaval incide en este boom musical que se da en la Capital. El integrante del grupo Los Masis, Gonzalo del Carpio, que para esta temporada produce sicuris, discrepa: no hay una demanda alta durante el Carnaval, pero es una buena temporada para que los grupos se hagan conocer y esa es la razón para que produzcan bastante.

“Es una buena temporada para hacerse conocer, no es que la gente compre discos porque no lo hacen, a no ser que sean los tradicionales de sicuris, eso sí la gente lo sigue haciendo, ponen sicuris en sus casas y poca gente compra coplas porque no pone esa música en la casa por las palabrotas que se usan y la letra, pero llama la atención y por eso muchos lo hacen”, afirma.

Para Del Carpio, el músico y el artista saca un disco para mantenerse vigente ya que la venta en realidad es mínima como para significar una ganancia.

“Se sabe que eso va a salir por redes sociales, por web y se difundirá por todo lado, además de la piratería; no se venden discos, para lo que sirve es para mantenerse vigente y que el músico dé un hit o canción que suene y eso le dará contratos por todo el año”, asegura.

Sin embargo, afirma que desde Los Masis ven como algo positivo el aumento de la producción local en la temporada, aunque remarca que la música de Carnaval tradicional en Sucre son los sicuris y no las coplas; no está mal que se difundan, dice, pero advierte que se ha descuidado preservar el ritmo típico en la Capital para esta temporada.

Piratería; con pros y contras

La lucha contra la piratería es una constante en el campo artístico nacional, debido a que no se controla la venta de este tipo de productos; la falta de espacios de difusión y apoyo para los artistas al parecer caló más profundo ya que los músicos han llegado a reconocer en la piratería de sus productos, al menos una manera de difundir su trabajo y con ello, ganarse espacios en eventos.

Así lo reconoce la integrante del Grupo Sobrevivencia, Alicia Arancibia, que revela que incluso algunos grupos prefieren darle una copia “de calidad” a las personas que piratean su material para que así lo difunda.

“Por la piratería es complejo, porque hay muchos grupos que lo que hacen es venderle una buena copia al pirata para que la gente conozca su material; entonces se usa la piratería para que se conozca tu material y, eventualmente, puedas recuperar la inversión en conciertos y contratos”, afirma.

“Sabes que no vas a recuperar (con la venta de discos) ni el 10% de lo que produjiste”, sentencia.

Y es que la falta de espacios en los que puedan dar a conocer sus talentos y la poca costumbre de comprar discos originales, obliga a los músicos a que incluso vean en la piratería una vía para hacerse conocer, pese a que también es la razón de que la gente no invierta en la compra de materiales originales, que sin duda, tienen mayor precio.

Respecto a las ventas durante el Carnaval, a diferencia de la mayor parte de los artistas que producen coplas, afirma que para los artistas independientes todas las temporadas son malas.

“Hacer música que vaya más allá de lo comercial siempre es un reto y en esta temporada es más complejo porque la gente o medios esperan que hagas cierto tipo de música con cierto tipo de contenido. El tipo de consumo de lo cosificado de la mujer, del alcohol y de todo, tiene que ver también con la música y ha sido un reto el no haber hecho ese tipo de música y tipo de producción”, reconoce Arancibia.

Sobrevivencia este año recuperó en su material “Tiempos de Carnaval”, canciones tradicionales de Sucre, entre cuecas, bailecitos, pasacalles y sicuris, sin incluir coplas, que son de origen cochabambino.

Pero los músicos además no tienen un espacio definido donde vender discos originales al público, que no sea parte de una iniciativa privada, y esa es una de las principales críticas y pedidos de Arancibia.

“Quisiéramos más espacio para promocionar nuestro trabajo y que la gente pueda acceder fácilmente porque la gente accede a nuestra música en espacios privados. No hay dónde dejar los materiales para la promoción cultural, dependemos de lo privado, de espacios como La Quimba, o algunos tienen contactos con otros lugares como la librería Juan Pablo II”, concluye.

FALTA CONTROL

“El riesgo que corren es real, el músico se arriesga, es la oportunidad publicar en las épocas festivas porque necesita del consumo del público y refrescar la composición y propuesta; muchas obras se ponen de moda y eso es motivo de proponer un trabajo bueno y se pueda consumir masivamente”, afirma el representante de SOBODAYCOM.

“Considero que el público debe tener más conciencia para con lo nuestro, los artistas y compositores, y respeto a la ley; las autoridades deberían erradicar de oficio la piratería y así los artistas podrán tener la oportunidad de vivir mejor”, remarca Vargas en busca de respuestas de las autoridades que son las encargadas de velar por el cumplimiento de la Ley de Derechos de Autor y cuyo contenido busca reconocer el valor de la producción local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada