domingo, 25 de octubre de 2015

Durga llega a Bolivia para homenajear a Pink Floyd

Estoy muy emocionada de llegar a Bolivia, país que no conozco y que me interesa por su cultura y su comida, pero también por tocar por primera vez allí", dijo entusiasmada, vía telefónica desde California, donde vive actualmente.

Durga McBroom, la cantante que deslumbró al mundo con su voz en el tema The great gig in the sky (Este gran grito en el cielo) de Pink Floyd, llega a Bolivia para actuar el martes 27 y miércoles 28 en el Hard Rock Café de Santa Cruz de la Sierra.
Pero además de hacer coros e intervenir vocalmente en la legendaria banda inglesa, liderada por Roger Waters y David Gilmour, Durga es actriz, bailarina y música. Sus dotes artísticos tienen una trayectoria mundial de reconocimiento.

La mujer, nacida hace 53 años en California, presentará su espectáculo con la banda dirigida por el músico Alexis Trepp, encargada de traer el tributo a Pink Floyd al Hard Rock cruceño.

Durga recuerda su primer contacto con David Gilmour y cómo se incorporó a la banda más legendaria del rock sinfónico. Fue a través de su hermana Loreley, también cantante, que en ese momento grababa un disco con Capitol Records, con el productor Nile Rodgers. Mientras tanto, el tour A Momentary Lapse of Reason, de Pink Floyd, había comenzado con solo dos cantantes y David Gilmour quería grabar videos en vivo de aquellos conciertos, por lo tanto le pidió al productor de imagen si conocía a alguna cantante. En aquella oportunidad David Gilmour dijo literalmente que quería aumentarle algo de color y entonces se contactaron con ella, por la parte visual; de allí grabaron el video y luego la contrataron como cantante.

El solo de voz que ejecuta Durga en The great gig in the sky la postula a la eternidad. La voz cautiva y flota sobre una melodía celestial y acongojante. Para ella es la canción más difícil que le ha tocado cantar en toda la vida, “porque la original es soprano y soy una contralto, pero igual lo hago”, dice del otro lado del teléfono.
“El honor más grande que tuve como cantante fue que la familia de (el tecladista) Richard Wright (fallecido en 2008) me pidió que cantara en su funeral; fue un momento muy especial". En esa ocasión la primera persona en tocar fue el ex Depp Purple Johnn Lord, más tarde tocó el guitarrista Jeff Beck y para cerrar cantó ella.
McBroom confesó que cada vez que interpreta el tema se acuerda de él, piensa en él y se lo canta a él.

Después le dijo su yerno, el bajista Guy Pratt, que le había dicho Richard Wright que la versión que más le gustaba de esa canción era la que interpretaba ella, por eso le pidieron que la cante para su último adiós.

El concierto tributo a Pink Floyd, con la estelar presentación de la vocalista norteamericana será para ella algo muy especial por varios factores. Primero porque no conoce el país ni al público, y porque además está con muchas ganas de cantar.
Para ella las expectativas son muchas. “Deseo conocer la cultura de los textiles, que se ve mucho en el exterior y sobre todo la vida de los indígenas y su cultura ancestral”, manifestó.
El entusiasmo le brota por conocer el país número 41, debido a que vuelve a países que ya conoce, pero experimentar con uno nuevo tiene para ella una especial atracción.

Además de ser actriz y cantante, es bailarina. Pero divide sus sentimientos para cada arte. Confiesa que actuar es algo más cerebral, muy mental. Mientras que bailar es muy físico y la música es el puente entre los dos.

Hoy por hoy
Actualmente Durga continúa con su carrera musical en otros géneros, techno, trance, electronic dance, y se encuentra editando un nuevo disco con su grupo en Estados Unidos. “Hay mucho por recorrer, pienso que aún sigo escalando en mi vida musical”, dice consciente de que gran parte de su carrera fue “la corista de Pink Floyd”, pero ahora está haciendo trabajo como solista. “Pienso que estoy escalando a nuevas alturas”, reflexiona, a tiempo de reiterar su entusiasmo por estar en Bolivia en las próximas horas

No hay comentarios:

Publicar un comentario